Ventajas de las boletas electrónicas

Este comprobante tiene la misma validez que una factura electrónica en cuanto a respaldo de operaciones y soporte contable, pero la gran diferencia es que no debemos enviarlas al Servicio de Impuestos Internos (SII).

El 1 de enero de 2021 entró en vigencia la boleta electrónica obligatoria para quienes ya emiten factura electrónica, y el 1 de marzo comenzó a aplicarse la normativa para los no facturadores. Esta medida busca modernizar el proceso actual de facturación, disminuir la evasión de impuestos, aumentar la recaudación y facilitar el proceso tributario.

La boleta electrónica es un documento tributario electrónico legal, que se entrega al cliente por una venta o servicio, en el cual se detallan los productos y valores respectivos. En palabras más simples, es la versión digital de la boleta convencional.

Para emitir tus boletas electrónicas debes inscribirte en algún sistema de emisión de boletas electrónicas. Puedes hacerlo en la aplicación gratuita del Servicio de Impuestos Internos (SII) u otro disponible en el mercado.

Uno de los grandes beneficios de la boleta electrónica es que implica un ahorro de tiempo y dinero para los contribuyentes, ya que nunca más habrá que conseguir talonarios y posteriormente timbrarlos. Atrás quedarán los días de desplazarse y hacer filas, ya que -a través de Internet- el timbrado de los documentos se hace de forma automática.

Además, no será necesario remitirlas inmediatamente al SII ni imprimirlas para entregar a los clientes, ya que podrán ser enviadas vía e-mail. Sin embargo, sí será necesario enviar al organismo el Consumo de Folios diariamente.

Con este proceso también disminuyes los errores manuales de digitación y mejoras la experiencia de compra de tus clientes, porque el evitar problemas con los cambios o devoluciones, hacen que las ventas  sean una experiencia mucho más rápida. Al contar con la boleta electrónica tendrás el detalle de cada transacción: día, hora, producto y valor, facilitando la gestión.

La obligatoriedad de boletas electrónicas permite a los clientes ver sus boletas online, lo que permite optimizar las tareas contables. Una vez que emitimos la boleta electrónica, podemos compartirla al instante con los administradores o generarles un acceso a las mismas para que puedan cumplir con sus deberes. Así, los registros contables están siempre actualizados.

Ahora bien, para emitir boleta y factura electrónica es necesario contar con un sistema especializado en la materia. En Gestoría te podemos asesorar y llevar de buena manera este procedimiento financiero.